29.11.14

galletas de avellanas


INGREDIENTES
100 grs de margarina de tulipán (en mi caso mantequilla)
100 grs de azúcar refinado
1 huevo batido
15 ml (1 cucharada) de Leche
2,5 ml (1/2 cucharadita) de esencia de vainilla (en mi caso jengibre)
50 grs de avellanas, tostadas y picadas
175 grs de harina
5 ml (1 cucharadita) de levadura en polvo
1,25 ml (1/4 de cucharadita) de sal

ELABORACIÓN
Engrase una placa de hornear. Bata la margarina con el azúcar en un cuenco. Incorpore batiendo el huevo, la leche y la esencia de vainilla. Agregue las avellanas y remueva. Tamice la harina, la levadura y la sal juntas, agréguelas a la preparación anterior y mezcle a fondo. Enfríe.

Forme con la pasta un cilindro sobre la superficie de trabajo enharinada. Córtelo en círculos de 5 mm. Póngalos sobre la placa. (En mi caso los primeros círculos salieron bien pero a medida que la masa perdía el frío los círculos se deformaban, así que terminé boleando la masa y la aplastaba en la placa con la palma de la mano, dándole la forma de galleta).

Cueza en el horno precalentado a 190º de 8-10 minutos. Enfríe sobre una rejilla.

Fuente de la receta: El campo en casa – Linda Burgess y Rosamond Richardson

8.11.14

rosquillas


INGREDIENTES
1 huevo
4 cucharadas soperas de aceite
4 cucharadas soperas de leche
2 cucharadas soperas de anís (licor)
6 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita (de las de moka) de levadura o 1 (de las de café) de bicarbonato
½ kg de harina más o menos
Aceite para freír las rosquillas
Azúcar glass para espolvorearlas

ELABORACIÓN
En una ensaladera de pone el huevo y se bate un poco con un tenedor. Se añade el aceite, la leche y el anís. Se agrega el azúcar y la levadura. Después se va añadiendo la harina, la que admita (1/2 kg más o menos). Se forman unos rollitos de un dedo meñique fino de grosor y se hacen las rosquillas en redondo.
Se pone el aceite a calentar y se fríen las rosquillas por tandas, primero con el aceite poco caliente y después más caliente (cuando se hayan inflado), para que queden bien cocidas por dentro y doradas por fuera.
Se sacan y se dejan escurrir. Cuando están aún calientes, para que se adhiera bien, se espolvorean con azúcar glass o con azúcar molido corriente.

Fuente de la receta : 1080 recetas de cocina de Simone Ortega.