18.10.14

Galletas de almendras + {mi mundo pequeño}

Así es mi mundo, pequeño, tan pequeño que cabe en la palma de una mano o en un bolsillo, y tan grande que me lleva al final del día con el corazón lleno de nuevas sensaciones, feliz de vivirlo.



I tan senzillo como estas galletas, que se hacen y desaparecen en un suspiro! Deseo que os gusten! :)


INGREDIENTES
200 grs de almendras filateadas
180 grs de azúcar
30 grs de harina
3 claras de huevo
40 grs de mantequilla

ELABORACIÓN
Pasar la harina por un colador fino. Las claras, tenerlas a temperatura ambiente, 22º. La mantequilla también a temperatura ambiente, textura pomada.
Mezclar todos los ingredientes; ha de quedar una mezcla bien trabajada y homogénea.
Preparar tres fuentes para ir al horno forradas de papel especial para hornear, así evitaremos que se peguen.
Sobre el papel de horno poner pequeñas cantidades de pasta; muy importante: extender la pasta bien fina, darle la forma que queramos, redonda, ovalada o alargada.
Con el horno bien caliente a 180º entrar las fuentes hasta que las galletas queden doradas, atención unos 5 minutos.
Guardarlas una vez frías en cajas herméticas.

Fuente de la receta: Cuinar per ser feliz – Carme Ruscalleda

22.6.14

tarta de nectarinas


INGREDIENTES
Masa sablé para tartas:
250 grs de harina
125 grs de mantequilla
20 grs de mantequilla (para untar el molde)
3 cucharadas sopera de azúcar
1 huevo
La corteza de ½ limón rallada
1 pellizco de sal
Nectarinas

ELABORACIÓN
Se tiene la mantequilla fuera de la nevera para que esté blanda.
En un tazón se pone el azúcar y la sal y se casca el huevo entero. Se bate todo junto hasta que el azúcar y la sal se queden bien incorporados y no se noten.
En un mármol se echa la harina, en forma de volcán. En el centro se vierte el huevo batido con la sal y el azúcar. Por encima de la harina se ponen trocitos de mantequilla blanda. Se trabaja con la punta de los dedos, rápidamente y sin amasar casi, para que la masa se quede bien sablé (es decir, quebradiza).
Se unta un molde con los 20 grs de mantequilla, se estira la masa con un rollo de madera sobre el mármol espolvoreado con harina y se traspasa al molde, dándole buena forma y cortando las sobras. Si la masa fuera muy pegadiza va muy bien estirarla entre dos trozos de papel film.
Se pincha el fondo de la masa con un tenedor en varios sitios y lo reservamos.

A continuación rellanaremos la base con las nectarinas. Depende de la altura de la tarta haremos un piso o dos. Si tenemos que hacer dos pisos para que la tarta quede llena, i depende de lo grande que sean las nectarinas, las del piso de abajo las cortaremos en cuatro trozos y las del segundo piso en ocho. Mejor que las nectarinas no sean demasiado maduras, al punto, porqué sino cuando las partamos por la mitad para sacar el hueso se aplastarían. Encima de cada capa empolvearemos un poco de azúcar y un poquito de canela, si gusta.