8.11.14

rosquillas


INGREDIENTES
1 huevo
4 cucharadas soperas de aceite
4 cucharadas soperas de leche
2 cucharadas soperas de anís (licor)
6 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita (de las de moka) de levadura o 1 (de las de café) de bicarbonato
½ kg de harina más o menos
Aceite para freír las rosquillas
Azúcar glass para espolvorearlas

ELABORACIÓN
En una ensaladera de pone el huevo y se bate un poco con un tenedor. Se añade el aceite, la leche y el anís. Se agrega el azúcar y la levadura. Después se va añadiendo la harina, la que admita (1/2 kg más o menos). Se forman unos rollitos de un dedo meñique fino de grosor y se hacen las rosquillas en redondo.
Se pone el aceite a calentar y se fríen las rosquillas por tandas, primero con el aceite poco caliente y después más caliente (cuando se hayan inflado), para que queden bien cocidas por dentro y doradas por fuera.
Se sacan y se dejan escurrir. Cuando están aún calientes, para que se adhiera bien, se espolvorean con azúcar glass o con azúcar molido corriente.

Fuente de la receta : 1080 recetas de cocina de Simone Ortega.

22.10.14

madalenas + {otoño}

Otoño, invades mi mundo. Lágrimas de amantes de verano que se dijeron adiós, cicatrizan poco a poco. Mis días se tiñen de nuevo, ocres y dorados transforman la naturaleza y nuevos frutos llenaran nuestras mesas de sabores y colores. Sopas y cremas humeantes arroparán los días más fríos, fiestas de otoño vestiremos con miles de pasteles, y a paso lento, con el crujir de las hojas bajo nuestros pies, disfrutaremos de este camino hacia otros tiempos.



INGREDIENTES
3 huevos
250 grs de azúcar
300-350 grs de harina de repostería
¼ l de aceite suave
1/8 l de leche
1 cucharada de levadura en polvo
Ralladura de limón
1 pellizco de sal

ELABORACIÓN
Primero se montan las claras a punto de nieve con un pellizco de sal; a continuación se les añade las yemas de huevo, después el azúcar, el aceite, la leche, la ralladura de limón y finalmente la harina tamizada mezclada con la levadura. Todos los ingredientes se les añaden poco a poco, uno detrás de otro, mezclando con mucha suavidad, lo justo para que todo quede bien integrado.
Para conseguir el típico sombrero que tienen las madalenas es muy importante tener en cuenta tres aspectos. Primero, dejar reposar la masa en la nevera tapada con un trapo de cocina una hora. Pasado este tiempo de reposo se vuelve a batir enérgicamente la masa con el batidor manual. Segundo, poner los moldes de papel rizado, untados previamente con una gota de aceite o un poco de mantequilla, dentro de unos otros moldes, o bien de silicona o bien dentro la típica bandeja para muffins y madalenas, esto permite que al hornear las madalenas los moldes de papel no se abran y así la masa crezca en altura o no de ancho. Rellenarlos dos terceras partes. I tercero y último, tener el horno muy y muy caliente en el momento que pongamos la masa a cocer. Cocer durante unos 12-15 minutos.

Fuente de la receta: 1080 recetas de cocina de Simone Ortega.